LA HIDRATACIÓN ES CLAVE PARA UNA PIEL SANA

Ciencia básica de la piel:
LA HIDRATACIÓN ES CLAVE PARA UNA PIEL SANA.

Por eso uno de los pasos más importantes es devolver el agua perdida durante el día a la piel. Existen tres tipos de hidratantes: emolientes, oclusivos y humectantes.

Los oclusivos son los aceites, mantecas o ceras que hace un “sello” que evita que se evapore el agua.

Los humectantes son moléculas que “atrapan” el agua como la glicerina y el ácido hialurónico.

Los emolientes son aceites muy ligeros que hacen una capa como para emparejar la piel y la sientas más tersa como el alcano vegetal.


Otro concepto básico de la química es que el agua y el aceite se repelen, por eso una capita de aceite evita que se evapore el agua de tu piel ya sea de los aceites naturales que la piel produce o de alguna crema que te apliques.

¿Por qué es importante todo esto? Si aplicas sobre tu piel recién lavada, seca y sedienta una capa de crema o aceite, ¡no recuperará su humedad! Por eso es importantísimo aplicar antes de cualquier crema o aceite un Serum como SPLENDOR que contiene agua, emolientes y humectantes que ayudan a recuperar la hidratación de tu piel, además de extractos botánicos que ayudan a reactivarla.


Compartir esta publicación